La Xicoia d’Or

Para mí fue un honor entregar el premio a la promoción turística del Pallars a mi amigo Silvio Montaña * «Tinc les cames pallareses», dijo la deportiva señora (Marta Ferrusola). Resistentes y bonitas.

A finales del pasado mes de mayo me llamó el alcalde de Sort, mi buen amigo Agustí López, para invitarme al Sopar de la Xicoia d’Or que anualmente se celebra en el hotel Pessets de la capital del Pallars Sobirà. Esa cena es el colofón del Ral·li Gastronòmic del Pallars Sobirà, que este año llegaba a su séptima edición y en el que participaban (del 16 de abril al 16 de mayo) las cocinas del restaurante Can Mariano (Baro), del hotel Roch (Altron), del hotel Poldo (Guingueta d’Àneu), del Celler dels Joglars (Montardit de Baix), del hotel Castellarnau (Escaló), del hotel Pessets (Sort), del hotel Montaña (Alins), de la Fonda Farré (Baro), del hotel Roya (Espot), del hotel La Morera (València d’Àneu), del Cafè Pessets (Sort), del hotel Els Puis (Esterri), y del hotel Rei (Llavorsí).
El alcalde Agustí me dijo que la Xicoia d’Or (la xicoia, Taraxacum dissectum, es una planta típica del Pallars con la que se prepara una rica ensalada) era una distinción con la que se honraba a personalidades del Pallars o vinculadas con la región que hayan destacado por la promoción turística y, claro está, gastronómica de la zona. Entre las personalidades que iban a ser distinguidas este año, el alcalde me dijo que se encontraba Silvio Montaña, del hotel Saurat de Espot, y que le agradaría que fuese yo, uno de sus más antiguos e incondicionales clientes, quien le entregase la Xicoia d’Or. Huelga decir que antes de que el alcalde me nombrase a Silvio, y sabedor del festín al que se me convidaba, yo estaba ya más que dispuesto a desplazarme a Sort, pero cuando supe que Agustí me había escogido para entregarle la Xicoia d’Or a mi queridísimo Silvio Montaña, acepté encantado. «Per a mi, amic Agustí, és tot un honor», le dije.
Llegué a Sort poco después del mediodía, fui a proveerme de unos habanos al estanco de la señora María (a.c.s.), como tengo por costumbre y, después de tomarme un Jameson a la sombra del general Moragues, me zampé un arròs Pepe Pla (con carreretes, confitat de porc y fesols), uno de los platos estrella del restaurante del Pessets, que mi mujer y yo compartimos con el alcalde y Assumpta, su esposa. La cena fue opípara y, si me permiten, un tanto surrealista, porque entre las personalidades que iban a recibir la Xicoia d’Or, además de Silvio, se encontraban la señora Marta Ferrusola, el padre Apel·les (sí, el televisivo padre Apel·les, que bendijo la mesa) y el simpático actor Jordi Díaz, figura estelar de los seriales de TV3. La esposa del president Pujol es harto sabido que es una pallaresa de pura cepa, de la Vallferrera, para más señas, pero cuando la vi saludar al padre Apel·les, confieso que me dije: «Ja hi tornem a ser!». Me imaginaba que ambos personajes estaban ahí para deleitarnos con una de esas extravagantes conversaciones que la señora Ferrusola mantiene con la modelo Judit Mascó en El matí de Catalunya Ràdio y en las que ambas discrepan sobre los encantos del temible Mourinho como posible amante (la modelo lo ve como una canalla simpático; la señora Ferrusola no le ve ni pizca de gracia). Pero no, la señora Ferrusola no estaba allí para hacer el numerito con el padre Apel·les, estaba ahí como hija, la mar de satisfecha y agradecida, del Pallars Sobirà. Una de las mujeres que, en mi opinión, más honran su tierra. «Tinc les cames pallareses», dijo la deportiva señora. Resistentes y bonitas.
Y llegó el momento de entregar la Xicoia d’Or a Silvio Montaña. Yo no tenía nada preparado, así que improvisé, con la mano en el corazón. Les dije que Silvio Montaña era mi amigo. Les dije que mi amistad con ese personaje que el próximo martes cumplirá 90 años (está hecho un pollo), hijo de Sort, oriundo de la casa pairal Cal Farré (1788), de Ainet de Besan, data de hace cincuenta años. Efectivamente, el próximo mes de julio hará cincuenta años que, de regreso de un curso en la Universidad de Tours sobre el militar y escritor Luc de Clapiers, marqués de Vauvenargues, me encontré en el piso de la Bonanova con una nota de mi padre en la que me decía que cogiese la Alsina Graells y me bajase en la Guingueta d’Àneu, que allí vendría a buscarme un jeep para llevarme a un pueblo llamado Espot, donde veraneaban mis padres. Y allí, al pie del hotel Saurat, conocí a Silvio Montaña, a su esposa Conxita Saurat, a su hermana Antonia (a.c.s.) y al pequeño Toni, el hijo de Silvio y Conxita. Silvio fue quien descubrió el Pallars Sobirà a mi padre, desde el estany de Sant Maurici, con sus «mirades blavoses», que decía don Joan Maragall – y que mi padre evocaba en los artículos que, a la sazón, escribía en La Vanguardia -, hasta Alins, de cuya casa era oriunda su madre, la tarraconense Maria Filomena de Castellarnau i de Lleopart.
Al año siguiente (septiembre de 1961) murió mi padre (siempre he creído que aquel tardío descubrimiento de sus orígenes maternos tuvo algo de premonitorio), pero mi amistad con Silvio y su familia se ha mantenido fiel a lo largo de los años. Todo lo que sé del Pallars Sobirà, desde los tiempos del conde Hug Roger III hasta el ducado de Medinaceli, me lo ha enseñado él. El Saurat (fonda desde 1863 y hotel desde 1930) ha sido y sigue siendo mi residencia veraniega. A él llevo a mis amigos, en él hemos inaugurado una biblioteca con el nombre de mi padre, en él jugamos al dómino, vemos los partidos del Barça y charlamos con Tim, el perro del hotel. De allí es mi gato Maurizio. Para mí, Silvio es el Pallars Sobirà, como lo son las aguas del Escrita, que acarician el hotel, el urogallo y la sopa de pastor. Cómo no iba a sentirme honrado de entregarle la Xicoia d’Or a Silvio Montaña. Per molts anys, amic meu.

Signat per Joan de Sagarra – La Terraza
Font: LA VANGUARDIA, diumenge 20 de juny del 2010 (enllaç)

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s