El fuego arrasa el Pirineo de Lleida

Pesadilla forestal
Cuatro incendios obligan a evacuar a 200 personas y calcinan 870 hectáreas · El fuerte viento impide a los Bomberos controlar las llamas en toda la noche · Arden dos granjas en el Baix Pallars y tres casas en Castanesa sin causar heridos

Más de 870 hectáreas quemadas y más de 200 personas desalojadas era el balance provisional al cierre de esta edición de los cuatro incendios que se declararon ayer en el Pirineo de Lleida y que se mantenían activos a causa del fuerte viento que sopla en la zona y la sequía, que ha convertido los bosques en un polvorín.
Los fuegos empezaron con escaso margen de diferencia, entre las 12.30 y las 14.00 horas en los términos municipales de Baix Pallars, en el Pallars Sobirà; Viu de Llevata, en l’Alta Ribagorça, y en Montanissel y Valls de Valira, en l’Alt Urgell.
Las fuertes rachas de viento, de más de 100 kilómetros por hora, impidieron que los medios aéreos pudieran intervenir y sólo en el incendio del núcleo de Calbinyà, en les Valls de Valira, los aviones pudieron realizar algunas descargas. Este es precisamente el único de los cuatro fuegos que entró en fase de control a las 18.00 horas tras haber quemado unas 100 hectáreas. El resto continuaban descontrolados al cierre de esta edición. No obstante, las llamas obligaron a evacuar de forma preventiva a unos 60 vecinos de Calbinyà, que fueron realojados en su totalidad en casa de amigos y familiares. Las llamas alcanzaron también un antiguo campo de tiro, lo que provocó que explotara la munición que había enterrada en la zona y complicó aún más las tareas de extinción.
El incendio que más afectación había causado al cierre de este rotativo era el de Baix Pallars, donde se quemaron unas 550 hectáreas de vegetación. Este fuego obligó en un principio a evacuar a los vecinos del núcleo de Peramea, en el que hay censadas unas 80 personas, aunque posteriormente éstos pudieron regresar a sus casas y permanecer confinados en ellas.
También fueron desalojados unos 35 habitantes de los pequeños núcleos vecinos de Bresca, Useu y Baén.
Las llamas no causaron heridos en ninguno de los incendios, aunque en el Baix Pallars quemó dos granjas y obligó a cortar la carretera N-260, que conecta esta localidad con Sort.
Ante esta situación, el Ayuntamiento de Sort, en colaboración con el Consell Comarcal del Pallars Sobirà, habilitó la escuela de piragüismo para acoger al medio centenar de escolares de los núcleos de población afectados por el incendio que no pudieron regresar a sus casas.
Finalmente fueron seis los menores que pernoctaron en este local, mientras que los demás pudieron ser realojados en casas de amigos y familiares.
El director general de Prevención y Extinción de Incendios de la Generalitat, Jordi Gassó, aseguró que el incendio que más preocupaba por la noche a los equipos de emergencia era el de Viu de Llevata, en el Pont de Suert.

Font: LA MAÑANA, divendres 9 de març del 2012 (enllaç)

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s