El PP pasa «el rodillo» sobre las enmiendas de CiU para Lleida

Presupuestos Generales del Estado · Cámara Alta
La representación nacionalista en el Senado denuncia que los conservadores no han aceptado ni una de sus propuestas

Cero. Ése es el saldo de las enmiendas de CiU presentadas en el Senado para la provincia de Lleida que han merecido la consideración del PP. El grupo nacionalista habla de un hecho «sin precedentes en la democracia» y de «rodillo» popular. En total, han realizado 50 propuestas de modificación que tendrían un coste de 95 millones de euros, pero bajo el palio de la austeridad el partido de Gobierno las ha rechazado.
Así lo denunciaron ayer los senadores Ramon Alturo, Mayte Rivero y Manel Plana en una rueda de prensa en la que hablaron de agravios para el territorio de austeridad «asimétrica» y de «deslegitimación» de la mayoría absoluta del PP por su falta de diálogo y apertura con el resto de fuerzas.
Rivero hizo de portavoz de las enmiendas destinadas al territorio pirenaico, que suman 55 millones del total de las propuestas debido al «déficit histórico» de la montaña sobre el llano, sobre todo en materia de comunicaciones. Rivero apuntó directamente al Eje Pirenaico, al que se dedican hasta ocho enmiendas por valor de más de 20 millones de euros. La senadora recordó que esa demanda es tan antigua que hasta la propia ministra, Ana Pastor, respondió a sus demandas de forma equívoca: «Tenía el convencimiento de que ya estaba completado y acabado», de acuerdo a una conversación entre ambas.
Lejos de ser así, aclaró, sólo se ha ejecutado un 20% de toda la infraestructura (incluyendo los tramos que están fuera de Catalunya), por lo que CiU proponía dotación presupuestaria para obras como la variante de Gerri de la Sal (con 17,6 millones de euros), la de la Seu d’Urgell (300.000) o Pont de Suert (un millón) y estudios para diversos tramos: entre Adrall y Canturri o Canturri y Sort.
Otra de las reclamaciones importantes está en la conexión con Francia a través del túnel de Vielha, sobre todo en la boca norte, que Rivera calificó de auténtico «punto negro». Pero el millón de euros que cuesta el acondicionamiento según la enmienda de CiU no se puede rascar de otros sitios para el PP.
Otras partidas importantes que han desaparecido y que los nacionalistas querían recuperar son los planes de desarrollo rural para los dos Pallars y la Ribagorça catalana y aragonesa. Nada: seis millones de euros que tampoco han podido volver al territorio, denuncian.
Finalmente, Manel Plana destacó la incoherencia de que Lleida, como potencia agroalimentaria, esté aumentando sus exportaciones entre un 4 y un 6% y vea como sus «venas» – las infraestructuras – no mejoran. O que se desatiende el I+D+I en un sector que se está demostrando más dinámico ante la crisis.

Crònica d’Óscar Forradellas des de Lleida
Font: LA MAÑANA, dissabte 23 de juny del 2012 (pdf)

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s