Costers del Segre prevé una cosecha «buena y de calidad»

Agricultura · La periodicidad de las lluvias ha permitido una maduración idónea de las vides
A expensas del tiempo, se calcula que la producción alcanzará los 14.000 millones de kilos, hasta un 27% más · La llegada tardía del calor veraniego ha retrasado las labores 15 días, que han comenzado en fincas de Raimat

Las previsiones, siempre pendientes de una tormenta de última hora, sitúan la vendimia de este año en las tierras de la Denominación de Origen Costers del Segre entre las mejores de la serie histórica, con 14.000 millones de kilos en las 4.300 hectáreas de sus 38 bodegas.
Las labores han comenzado ya en la zona más temprana, Raimat, y se irán sucediendo por el Segrià, el Urgell, el valle del río Corb, les Garrigues y el Pallars en un calendario que lleva dos semanas de retraso por la llegada tardía del calor.
El crecimiento sobre el año anterior, del 27%, se debe a la afectación que tuvieron las tormentas en la denominación, que rebajó la producción a sólo 11.000 millones de kilos. Este año, en cambio, la climatología ha respetado la mayor parte del territorio, con algunas granizadas localizadas en algunas fincas de Artesa de Segre y Arbeca.
Según la secretaria técnica de la DO, Olga Codina, la periodificación de las lluvias ha sido idónea para la maduración del fruto por lo que se prevé una cosecha de gran calidad. En el caso de la uva blanca, la primera que se recoge, algunas bodegas – como en el caso del grupo Codorniu – apuestan por una recogida nocturna que permite conservar las propiedades de la uva.
A medida que avanza la vendimia, que se prolonga hasta el mes de noviembre en algunas zonas de montaña, las temperaturas van bajando y hay menos peligro de una fermentación accidental.
La producción de Costers del Segre se reparte en mosto al 50% entre blanco y negro, con unos 40.000 hectólitros de cada. Del zumo de la vid blanca, al menos entre un 5% y un 10% va destinada a la denominación de cava. Aparte, hay unos 100.000 kilos de una destinadas a espumosos, que se elaboran en cinco de las 38 bodegas de la denominación.
Durante los últimos años, los vinos de Lleida están abriendo nuevos mercados a países escandinavos o latinoamericanos, pero todavía el 60% de su producción se vende en el Estado español. Aun así, el año pasado, la denominación colocó más de un tercio de sus botellas en el mercado exterior, con 1,7 millones de litros. Entre los principales destinos descollan Suecia, con 329.000 litros; EEUU, con 293.700 litros, o Finlandia, con 237.100 litros. En el caso del mercado interior, el principal comprador se sitúa dentro de Catalunya, donde se vendieron cuatro millones de litros, cuando el total en el conjunto del Estado fue de 4,6 millones. A mucha distancia de las comarcas catalanas se sitúan compradores como Castilla la Mancha, con 150.000 litros, o Madrid, por debajo de esta cifra.
A pesar de la crisis y en un entorno cada vez más competitivo, Codina aseguró que el crecimiento de ventas en el exterior de los caldos leridanos ronda el 1% anual.


Més informació: Celler Batlliu de Sort
Crònica d’Óscar Forradellas des de Lleida
Font: LA MAÑANA, dijous 15 d’agost del 2013 (pdf)

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s